Esta operación se realiza mediante un láser completamente nuevo, cuya frecuencia y la medición de la honda están desarrolladas de otra manera, que crea un impacto a nivel microscópico. Después de las investigaciones necesarias, al realizarse la valoración por el médico y después de lociones especiales para los ojos y la preparación, se hacen fotos de láser de cada ojo por 3-5 minutos por medio del uso de una técnica especial. Para las sesiones se crea un programa individual, regulándose la frecuencia, la longitud y la medición de las hondas y su potencia.